La radiografía digital

El radiodiagnóstico es irremplazable para la medicina, pero sus efectos nocivos no son despreciables. En todos los casos hay que minimizar la radiación. El sistema de rayos X digital lo consigue. En radiografía digital se reduce la dosis al acortar el tiempo de exposición. La radiografía convencional precisa de 0'9 segundos para la exposición, al ser la película poco sensible a los rayos. La radiografía digital sólo necesita 0'3 segundos, es decir, 3 veces menos, al disponer de una pantalla mucho más sensible.

De hecho, la radiación que produce es tan baja, que en Holanda y EE.UU. la normativa ya permite instalar los aparatos de rayos X digital en salas sin recubrimiento de plomo.

Las ventajas de la radiografía digital de la clínica de la Dra. Serra-Serrat:

  • Dosis de rayos X tres veces menor.
  • Sistema totalmente informatizado. Se conecta al ordenador.
  • El ordenador archiva las radiografías junto con los datos del paciente.
  • La calidad y nitidez de una radiografía digital son excelentes.
  • Se eliminan las placas, cubas de revelado y el material consumible de los aparatos de radiología tradicional que, por cierto, son muy contaminantes.
  • Elimina el espacio de archivo físico de radiografías.
  • Permite emitir copias de las radiografías y enviarlas a través del correo electrónico a los profesionales que esten tratando al paciente.